Publicado el

Amigurumis seguros para bebés

A la hora de diseñar estos animalitos amigurumis, además de procurar que el patrón sea claro, sencillo, esté bien explicado y dé lugar a un lindo muñeco, tengo una gran responsabilidad: que el diseño sea adecuado para que lo reciban los más vulnerables, los bebés y los niños pequeños.

Tanto si eres diseñador como tejedor, padre, madre, abuelo o simplemente quieres tener un detalle con ese pequeño ser querido, debes tener en cuenta ciertos requisitos que ese amigurumi debe cumplir para garantizar completamente la seguridad del niño.

Tamaño:

  • Los productos dirigidos a menores de 3 años no pueden contener piezas de menos de 3 centímetros de diámetro y de 6 centímetros de largo.
  • Se deben evitar juguetes con cuerdas de más de 30 centímetros por riesgo de estrangulamiento.
  • Tanto los componentes como las partes separables, deberán tener unas dimensiones tales que no puedan tragarse o inhalarse.

Materiales:

  • Se deben utilizar hilos de calidad, naturales, destinados para el uso en bebés.
  • Relleno sintético, lavable e hipoalergénico.
  • Evitar el uso de piezas pequeñas, tanto de materiales duros (botones o cuentas, ojos de seguridad…) como blandas que puedan desprenderse (trozos de relleno, fieltro…)
  • Evitar pegamentos, pinturas o tintes ya que pueden contener elementos tóxicos, como el plomo o el cadmio, para que el niño no sufra intoxicación si chupa el objeto.
  • Deben ser lavables, de manera que satisfagan las condiciones de higiene y limpieza para evitar todo riesgo de infección, enfermedad y contaminación.

Montaje:

  • Las partes deben estar bien cosidas manteniendo tanto una resistencia como una estabilidad suficientes para soportar las tensiones resultantes de su uso sin que se produzcan roturas o deformaciones que puedan causar lesiones.
  • Hay que evitar en todo momento que el relleno pueda salir a través del tejido ya que existe el riesgo de ser ingerido o inhalado.
  • Asegurar que tras la limpieza del amigurumi, éste mantenga su estructura intacta conservando los requisitos de seguridad.

Es importante que tengas en cuenta que cualquier juguete implica un riesgo para un niño menor de tres años. Los juguetes blandos causan más de 1.500 accidentes al año siendo el desprendimiento de piezas pequeñas con el riesgo asfixia que ello conlleva el mayor peligro.

Para finalizar, quiero hablarte de una hermosa iniciativa, originaria de Dinamarca, que desde 2013 ayuda a humanizar las áreas neonatales de los hospitales: Los pulpitos solidarios para bebés prematuros.

Dichos pulpitos, tejidos en crochet, han dado lugar a un movimiento que da visibilidad a los bebés prematuros y que logra efectos beneficiosos mediante la interacción de los bebés con las patitas en forma de espiral, estimulándolos como harían con el cordón umbilical. Tocar los tentáculos tranquiliza a los prematuros, mejora su respiración y su tasa de oxígeno en sangre, e incluso evitan que se quiten los cables.

Puedes visitar la página de este proyecto aquí:

http://pulpitossolidarios.es

https://www.spruttegruppen.dk/danish-octo-project-english

Compartir entrada:

¿Quieres mejorar tus amigurumis?

Completa este simple test y te diré en qué estás fallando y lo que debes hacer para que tus amigurumis queden mucho más bonitos.

¡Suscríbete a mi newsletter!

¡Suscríbete y recibe un patrón gratis y 5€ de descuento!




Recibirás un e-mail semanal con las últimas novedades de la web.

 

2 comentarios en “Amigurumis seguros para bebés

  1. hola, soy Lourdes¡
    Que preciosidad de muñecos!!! tienes unas manos prodigiosas!!!
    Felicidades!!!!

    1. Hola Lourdes!
      Muchas gracias, guapa. 😘

Deja un comentario