Publicado el

El crochet y los amigurumis como terapia

A veces nos olvidamos que al otro lado de un mensaje hay una persona real, de carne y hueso, con sus problemas, sus inquietudes, en definitiva, su vida.

A través de esta pasión que nos une, he descubierto que tejer amigurumis es algo más que hacer un muñeco con lana, aguja y relleno.

Empezando por mí misma, los amigurumis me han ayudado a mejorar mi autoestima y a sobrellevar  momentos de gran tristeza o preocupación. Han supuesto una distracción, un alivio y en muchas ocasiones el empuje necesario que me ha impedido caer en el desánimo.

Desde que comencé con esta aventura, han sido muchos los mensajes que he recibido. Mensajes de todo tipo, desde consultas cotidianas relacionadas con los patrones, hasta  agradecimientos o felicitaciones, pero sin duda, los mensajes que más me conmueven son aquellos en los que me hacéis partícipe de los motivos que os han llevado a tejer amigurumis:

La nostalgia por la separación física de sus hijos y nietos ha llevado a una de nuestras compañeras hasta  esta afición. Teje para ellos, para enviarles estos pequeños muñecos con todo su amor y sentirlos más cerca.

La necesidad de evadirse en el día a día de un duro ingreso hospitalario y el obligado reposo posterior han hecho que otra compañera deseara aprender más acerca de esta técnica. Ya recuperada, tejer amigurumis sigue suponiendo una ayuda para sentirse bien, motivarse, perder los nervios y ganar concentración.

Con experiencia en el crochet desde niña, las obligaciones como adulta llevaron a otra compañera a dejar el tejido. Tras atravesar una situación de estrés, retomó su afición centrándose en los amigurumis, con los que ha descubierto su pasión y una efectiva terapia.

También con sobrada experiencia, la pasión de otra compañera por el crochet la ha llevado a coleccionar miles de patrones. Los amigurumis de animales son sus favoritos aunque ya se está animando a hacerlos de otro tipo. Ya jubilada, no deja de tejer, pues tiene el propósito más importante que puede haber: hacer felices a los niños. Participa en subastas benéficas y en obras de caridad regalando sus creaciones a los niños que más lo necesitan.

El inconformismo ante una dura situación que lo tiene prostrado en una cama, ha aficionado a otro compañero al crochet y en su afán de superación ha descubierto los amigurumis. La sonrisa de los niños a los que regala sus creaciones es lo que más le importa.

Estos son sólo algunos ejemplos reales de cómo tejer amigurumis nos proporciona numerosos beneficios:

Beneficios emocionales:

  • Aumento de la creatividad y la autoestima
  • Mejora de la atención y la memoria.
  • Destreza mental.
  • Ayuda a la relajación.
  • Facilita la socialización al formar parte de grupos y compartir experiencias.
  • Reducción del estrés  y de determinadas conductas como fumar o morderse las uñas.
  • Disminución de los niveles de depresión y ansiedad.
  • Retraso de la aparición de la demencia.

Beneficios físicos:

  • Disminución de la frecuencia cardiaca y la presión arterial.
  • Reducción de la tensión muscular.
  • Mejora de la coordinación cerebral.
  • Facilita el desarrollo psicomotriz.
  • Calma el dolor crónico mediante la liberación de serotonina al mejorar el estado de ánimo.

Incluso en los niños, se ha comprobado como tejer supone una actividad altamente beneficiosa, especialmente en aquellos a los que les cuesta concentrarse. Empezando con labores sencillas y breves se logra que mantengan la motivación y ganen seguridad en sí mismos.  Además, tras ver el resultado, se sentirán satisfechos y aprenderán el valor del trabajo y del esfuerzo que han realizado. Todas estas labores suponen también un aumento de la creatividad y un impulso a la imaginación de los pequeños.

Como ves, son muchos los beneficios que nos aporta tejer y en nuestro caso, tejer amigurumis.

Estoy segura de que tienes tu propia experiencia vital con los amigurumis. Si te apetece, puedes  compartirla con nosotros en los comentarios de esta entrada.

Compartir entrada:

¿Quieres mejorar tus amigurumis?

Completa este simple test y te diré en qué estás fallando y lo que debes hacer para que tus amigurumis queden mucho más bonitos.

¡Suscríbete a mi newsletter!

¡Suscríbete y recibe un patrón gratis y 5€ de descuento!




Recibirás un e-mail semanal con las últimas novedades de la web.

8 comentarios en “El crochet y los amigurumis como terapia

  1. Hola Gretel, me gusto mucho este post. En mi caso el mundo de los amigurumis se me presento porque no estaba pasando por un buen momento económico y me sirvió para generar un poco de dinero. Desde ahi se convirtió en mi pasión, me ayuda a salir de la rutina diaria (casa-hijas, etc) vendo algunos, otros son regalados. Me encanta tejer amigurumis, en especial muñecas, desde que hize mi primera muñeca a principios de este año, no he parado de buscar patrones y hacer las que mas pueda. Se puede decir que el tejer amigurumis es una pasión adictiva, una vez que haces el primero, ya no puedes parar.
    Un gran abrazo. Saludos desde Chile.
    Bernarda Oñate

    1. Hola Bernarda! Muchas gracias por compartir tu experiencia con tod@s!
      Te comprendo muy bien. El tuyo es un ejemplo de cómo tejer amigurumis ha influido en varios aspectos de tu vida. Me alegro de que te gusten tanto. Eres de las mías, “una apasionada de los amigurumis”
      Un fuerte abrazo desde España 🙂

  2. Buenos días Gretel:
    He de decirte que estoy totalmente de acuerdo contigo en cuanto a lo útil como terapia que es el ganchillo. Yo siempre he tejido otras cosas como colchas, tapetes, prendas de ropa, etc. pero ahora me he aficionado a los amigurumis y estoy encantada.
    Gracias por tus consejos, tus ayudas y todo lo demás.
    Un abrazo.

    1. Hola Maribel! Muchas gracias por tu comentario!
      Me alegro de que te haya gustado la entrada del blog y de que te hayas aficionado a los amigurumis 😉
      Un abrazo

  3. Es verdad, yo padezco fibromialgia y síndrome de fatiga crónica, los amigurumis son una fuente de entretenimiento para alguien que se pasa todo el dia en cama, acostada tambien pudes teje, pero tengo que decir que también es un poco excitante, porque quisiera hacer mucho mas de lo que puedo hacer. Pero a pesar de eso, doy gracias a esta labor que me ayuda a ayudar a otras personas que necesitan mi trabajo y a mi que tengo ilusión por hacer algo que me mantiene ocupada y entretenida. Gracias amigurumis !!!

    1. Muchas gracias por compartir tu experiencia. Lamento mucho que sufras esas enfermedades que tantas veces la gente no comprende y que son tan difíciles de sobrellevar.
      Te entiendo cuando me dices que quieres hacer más de lo que puedes, pero tú eres lo más importante y tu salud debe ser lo primero.
      Te deseo el mayor alivio posible a tu padecimiento y que sigas disfrutando de los amigurumis.
      Un abrazo

  4. Hola Gretel! Muy bueno el blog, me identifico mucho con lo que opinas en tu blog. Me encantó cuando contaste la historia de donde vienen y que realmente cada amigurumi que hacemos se lleva una partecita nuestra…Yo empecé autodidacta, con videos de YouTube que enseñaban los puntos y me tiré a la pileta sin más… Hoy ya llevo 8 meses haciendo sin parar amigurumis, NECESITO tejerlos, me calma, me trae un equilibrio increíble. Incluso en cada ratito que tengo de espera, como colas de banco o colectivos las paso tejiendo. Amo los coleres de las lanas e hilos, manipularlos y convertirlos en animalitos, muñecos, plantas o cualquier cosa (porq todo puede ser hecho en amigurumi, no hay límites!!) Seguí asi, me encanta tu aporte, sos una gran compañía para todas nosotras.

    Gabi

    1. Muchas gracias Gabi!
      Te comprendo perfectamente y me alegro mucho de que tejer amigurumis te proporcione tanta satisfacción y personalmente de aportar un poquito de felicidad en tu vida. Continúa tejiendo tus maravillosos amigurumis!
      Un beso enorme

Deja un comentario